IQ CENTER - CENTRO DE NEUROAPRENDIZAJE AVANZADO

Tips de lectura rápida

Según el portal Banshny, Napoleón leía a una velocidad de 2000 palabras por minuto, ¡Increíble! Pero no se encuentran escritos o documentos donde se compruebe la veracidad de aquel mito.

Lo que sí podemos comprobar, es que tú puedes ser un lector de alto rendimiento,  ¡imagínate aumentar 10 veces tu velocidad, comprender lo que lees al cien por ciento y retener toda la información en tu cerebro!, lleva tu lectura tradicional al siguiente nivel.

Sabemos que no te conformas con ser un lector común, por eso tenemos para ti los IQ tips, que te ayudarán a mejorar tu rendimiento personal, intelectual y profesional, además, seguir disfrutando del placer de leer.

1.- Evita leerte a ti mismo

No leas cada palabra de manera individual “diciéndola” en voz alta. Lee línea por línea, pasa los ojos rápidamente sin decir ninguna palabra (o susurrarla). Date cuenta como tu cerebro puede comprender sin necesidad de que digas en voz alta la palabra o palabras. Es muy importante que mantengas la concentración en lo que lees por línea y no en cada palabra.

3.- Guíate

Podrías pensar que al leer tus ojos se deslizan suavemente sobre las líneas de texto, la realidad es que van saltando y no de manera constante, sino para adelante, para atrás y con saltos largos o saltos cortos. Ayúdate y utiliza el dedo o una pluma para guiar a tus ojos a que sigan un ritmo constante a lo largo de los renglones, manteniendo tu concentración en el contenido (¡Asegúrate de no detenerte en palabras!).

4.- Ocultando lo leído

Toma una hoja y ve cubriendo con ella lo que hayas leído (si ya terminaste la primera línea tápala); de este modo te acostumbrarás a no releer, poner atención y a entender la información a la primera leída. De igual modo ve aumentando en cada práctica la velocidad con la que tapas la línea de texto que leíste con anterioridad.

5.- Da saltos

Para hacer este ejercicio deberás usar tus dedos índice, medio y anular. Ahora, da saltos a la misma velocidad en la página; el primero del lado izquierdo y el segundo del lado derecho del renglón. La idea es que tus ojos capten grupos de entre tres a cuatro palabras en cada salto.

Del mismo modo que los ejercicios anteriores en cada intento procura ir aumentando la velocidad de los saltos. Recuerda que en cada tipo de lectura debes ajustar tu velocidad con lo que estás leyendo, la técnica que vas a usar y mantener siempre tu concentración.

Estos son solo algunas recomendaciones, recuerda que el límite de tus sueños esta en tu mente, puedes siempre ir por más.

Acércate a los profesionales de la lectura para obtener las herramientas necesarias en tu camino al éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
YouTube
Instagram